La Victòria

Península de la Victòria

área natural de especial interés (ANEI).

Muy cerca del restaurante se encuentra la península de la Victòria, en un entorno único y dentro de un área natural de especial interés (ANEI).

La Victòria es una de las zonas vírgenes de mayor valor natural de nuestras islas, entre las bahías de Pollença y Alcúdia.

Desde allí podemos admirar paisajes maravillosos, rincones idílicos y acantilados de gran belleza. Y disfrutar de sus calas recónditas y naturales con aguas de color turquesa.

Es Coll Baix es una preciosa playa virgen, una joya de difícil acceso y alejada de las masas de turistas, a la que puedes llegar después de una agradable excursión. La recompensa, un día de playa que recordarás para siempre.

Si prefieres pasar el día acompañado, en la playa de S’Illot tienes una zona de merendero.

Vistas de La Victoria, Alcúdia, Mallorca

El clima de la isla permite realizar los recorridos en cualquier época del año, aunque la mejor época es la primavera. Si la visitas en esta época, déjate seducir por el estallido de luz y de colores y por las flores que, año tras año, llenan la península de la Victòria y la convierten en un pequeño paraíso terrenal.

Caminando entre magníficos pinos, cipreses, garrigas, romero y muchas otras especies mediterráneas, podrás observar aves marinas como gaviotas y cormoranes. Incluso aves protegidas, como el águila pescadora, que nidifica en la zona, y diferentes especies de halcones. Todo ello, acompañado de la suave brisa mediterránea y el magnífico azul del mar, omnipresentes.

Ermita de la Victoria, Alcúdia, Mallorca

Desde la ermita de la Victòria, la subida a la fortaleza de Penya Roja (llamada así por su color ocre-rojizo) tiene premio: la extraordinaria vista de la bahía de Pollença, la sierra de Tramuntana y el cabo de Formentor. En los días con buena visibilidad, se llega a ver la vecina isla de Menorca.

Desde allí se defendían de los piratas e invasores que acechaban el litoral mallorquín en los siglos XVI-XVIII, como recuerda un cañón que nos traslada a aquellos tiempos.

Por último, es muy recomendable la visita al Museu Sa Bassa Blanca, plenamente integrado en la naturaleza.

Además de sus colecciones de arte, cuenta con un hermoso jardín medieval rodeado de muros cuyo principal atractivo son sus más de cien variedades de rosas antiguas e inglesas y el Parque de Esculturas, un zoológico con grandes obras de granito.

Cuidemos La Victòria

Por favor

Si visitas la zona, no olvides que estás en una zona protegida.
Respeta siempre el medio natural y no dejes evidencias de tu paso por el lugar.